“No me arrepiento de perderme Bariloche”

Su curso inicia hoy el viaje de egresados, pero Delfina Pignatiello, quien se lució en el Mundial juvenil de EE.UU., no pierde el foco. Prioriza su carrera y no se conforma.

Nota para el diario Olé, publicada el 19/09/2017.

Durante el último año de secundario, cualquier chico tiene la cabeza enfocada en dos cosas: el viaje a Bariloche y la fiesta de egresados. Son dos eventos que marcan el cierre de una etapa y se hacen presente en cada charla. Pero ése no es el caso de Delfina Pignatiello, que está por despedirse del Cardenal Spínola y se llevó los focos en el Mundial juvenil de Indianápolis, donde hace tres semanas ganó dos oros (800 y 1.500 metros libre) y una plata (400 libre). La bonaerense de 17 años decidió bajarse del micro en el que sus compañeros salen hoy hacia Río Negro para priorizar su carrera, con una madurez que sobresale al hablar.

“Yo a Bariloche decidí no ir el año pasado. Sabía que iba a tener torneos, que eran 10 días de pura joda en los que me podía lesionar, enfermar y afectaba muchísimo mi preparación, así que opté por no hacer el viaje. Y no me arrepiento”, explica la joven que brilla en la pileta en charla con Olé.

-Me imagino que tus compañeros sólo deben pensar en el viaje. ¿Te sentís un poco rara o afuera?

-Y, sí. Están todo el día con eso. Todas las charlas son Bariloche, Bariloche y Bariloche. Yo también hablo de eso con mis amigas a ver qué se van a poner. Ya lo asimilé. Es una decisión tomada y no me arrepiento.

-¿Cómo te recibieron? ¿Te marcó algo?

-Lo que más me quedó fue la entrada al colegio. Me felicitaban y cuando los saludaba se quedaban como “¡ay, me saludó!”, que nunca me había pasado. Y cuando vi a mis amigas fue increíble. Antes del viaje estaba re nerviosa en el colegio, me sentía cargada con pruebas. Y unos días antes mis amigas me hicieron un regalo con una piedrita que decían que era de la suerte y una carta. Me sentí muy apoyada. Verlas a la vuelta me emocionó mucho.

-Recibiste muchos saludos, de famosos y hasta del presidente. ¿Cómo viviste la repercusión?

-No me lo esperaba. Recién había ganado los 800 metros y ya había repercutido un montón. Al no ser un deporte muy conocido, uno nunca espera tanto rebote.

-¿Caíste que sos campeona mundial?

-Más o menos. Sé mis resultados, pero creo que hasta que llegué y vi el impacto que habían causado mis logros no me di cuenta de lo mucho que había conseguido. Y en realidad de lo mucho que había soñado con estas medallas.

-¿Qué sentís al ser abanderada en los Juegos Sudamericanos juveniles? Además sos una de las candidatas a serlo en los Juegos de la Juventud.

-Estoy muy feliz de poder representar a la bandera y trataré de llevarla lo más alto que pueda. Me dijeron que podría serlo en los Juegos el año que viene. Sería una gran felicidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *