Una goleada con impulso

El PSG agilizó su juego en la segunda mitad y goleó (4-0) a un Reims que le plantó cara hasta el entretiempo. «Jugamos con más presión y presencia», dijo Pochettino.

En partidos en los que en la previa se vislumbra una clara diferencia entre los dos equipos, uno de los puntos centrales para quien parte con la ventaja se relaciona con su capacidad para mantener el ritmo. Sabiéndose superior, a veces ocurre que se relaja o se desconecta porque siente que tarde o temprano llegará a la victoria -entre otros motivos posibles-, aunque eso puede llevar a que su dominio se diluya. Algo así le ocurrió al Paris Saint-Germain frente al Stade de Reims, ya que recién en el segundo tiempo logró sostener la energía e imprimirle su sello al juego: con más movilidad y velocidad en sus asociaciones, mejoró su circulación y alcanzó la goleada (4-0).

«No jugamos como queríamos en la primera mitad», señaló Mauricio Pochettino en Amazon Prime. Y agregó: «Comenzamos bien el partido, pero luego cometimos muchos errores. Reims tuvo muchas situaciones. En la segunda mitad jugamos mejor, con más presión y más presencia. Encontramos espacios y terminamos anotando. Queríamos jugar rápido, pero cometimos muchos errores». La declaración del entrenador santafesino refleja perfectamente cómo fueron los cambios en el trámite del encuentro y cómo varió el control de las acciones. Luego de un inicio agresivo y de una clara superioridad a partir de su capacidad para encontrar jugadores entre líneas, el conjunto parisino perdió chispa, se quedó sin profundidad y le abrió una puerta al visitante para que creciera en el juego.

Desde su superioridad para comenzar las jugadas con tres centrales y dos mediocampistas centrales que a partir de los 15′ pasaron a encontrar más caminos hacia el campo contrario, los de Óscar García equilibraron el trámite y hasta lo llevaron hacia su lado. A partir de la movilidad de Hugo Ekitike y con un especial énfasis en atacar por izquierda (en el primer tiempo, el 41,5% de sus avances fueron por ese lado), se acercaron y exigieron a Keylor Navas (dos de sus tres atajadas se dieron en los últimos 20′ antes del entretiempo). Igualmente, aunque se mostró laxo en la presión y lento en la circulación durante gran parte de la etapa inicial, el PSG se fue al descanso en ventaja por un estupendo remate del polivalente Marco Verratti -quien puede desempeñar cualquier rol en el mediocampo, algo que ha remarcado Pochettino en una conferencia reciente y que el italiano ha confirmado en las últimas semanas, con destacadas actuaciones como mediocentro y, en esta ocasión, más cerca del área rival.

Ese gol le dio al conjunto parisino la tranquilidad de no tener que trabajar para abrir el marcador -lo que suele ser lo más complicado ante adversarios considerados más débiles-, pero también afrontó la segunda mitad con un salto de calidad desde el punto de vista de la energía y la intensidad. Con más movilidad, más ritmo para mover la pelota y más decisión y coordinación para recuperar después de una pérdida, mantuvo el juego en la mitad adversaria del campo y estableció su dominio. Lo reflejan los datos: de un 61% de posesión y 9 remates (con 2 al arco) en el primer tiempo, pasó a un 75% y 13 (con 7 entre los tres palos) en el segundo.

Así, el PSG alcanzó una goleada que le permitió confirmar su ventaja de 11 puntos sobre el Olympique Gymnaste Club de Nice y, además, sumar diversas noticias positivas. Por un lado, tuvo dos puntos altos en Sergio Ramos (completó 3 entradas y una intercepción y se lo vio mejor que en otros partidos para defender en los uno contra uno) y Leandro Paredes (tras una regular presentación frente al Olympique Lyonnais, se lució en la distribución, con 123/128 en pases, y en la lectura para quitar, con 7 entradas, 2 intercepciones y 9/11 en duelos), dos piezas que, si encuentran su mejor forma, pueden potenciar al equipo de cara a los octavos de final de la Champions. Además, Lionel Messi regresó a jugar luego de más de un mes (entre el receso y su recuperación del Covid-19) y ofreció una buena versión, con movilidad y su característica precisión en velocidad. Con una línea creciente en su juego, los dirigidos por Pochettino continúan dando pequeños pasos hacia delante en busca de tomar impulso antes de medirse con el Real Madrid.

Crédito de la foto de portada: @PSG_espanol.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: